Libertades fundamentales en el espacio digital



La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la CIDH se complace en anunciar la puesta en marcha de la beca Libertades fundamentales en el espacio digital. El programa constituye una oportunidad para que jóvenes profesionales de la región adquieran experiencia y competencias en la defensa de la libertad de expresión, el derecho a la información y la privacidad en espacios digitales; al tiempo que fortalecerá las capacidades de monitoreo de la oficina respecto a los nuevos desafíos identificados en internet.

 

La beca ha sido dotada con un fondo inicial de U$S 250 mil proporcionado por la Ford Foundation, producto de una propuesta presentada por la oficina en el marco de sus esfuerzos por ampliar la observancia de los derechos fundamentales en línea. Este fondo ---que esperamos incrementar con otras contribuciones y donaciones--, permitirá que a lo largo de dos años cuatro profesionales se integren al trabajo de monitoreo, promoción y asistencia técnica que desarrolla la Relatoría, vinculado a los nuevos desafíos que presentan las tecnologías digitales para el ejercicio de los derechos observados por la oficina.

 

La Relatoría Especial ha destacado que internet se ha convertido en un medio indispensable para el ejercicio de los derechos humanos. Al mismo tiempo, ha venido documentando un creciente número de desafíos vinculados a la circulación de información de interés público, diferentes formas de acoso en línea respecto a quienes ejercen estas libertades, así como el uso de tecnologías de vigilancia para invadir o interferir el espacio de privacidad individual indispensable para el ejercicio de las mismas.

 

La oficina ha desarrollado informes temáticos respecto al rol de Internet para ejercer la libertad de expresión y otros derechos fundamentales, también ha dado seguimiento a estas situaciones a través de diversas acciones (visitas a países de la OEA; solicitudes de información sobre situaciones particulares; diligenciamiento de medidas cautelares; impulso de casos; y comunicados de prensa). No obstante, la pandemia desatada por el virus Covid-19 evidenció la necesidad de intensificar el seguimiento a estos desafíos.

 

En ese sentido, el relator especial Edison Lanza ha presentado a la CIDH dos acciones concretas al respecto: a. crear una beca sobre libertades y espacio digital para incrementar el conocimiento experto sobre derechos digitales en la región; b. expandir en forma expresa el mandato de la Relatoría a temas vinculados con el derecho a la privacidad en el espacio digital.

 

Esta beca es un primer paso en el fortalecimiento de las capacidades regionales, y de la propia oficina, a los efectos de poder contribuir de manera constante al monitoreo de la situación, sistematizar buenas prácticas y desarrollar interpretaciones acordes al marco jurídico interamericano en materia de libertad de expresión y derecho a la privacidad en la era digital.

 

En las próximas semanas, la Relatoría Especial presentará las bases del programa a través de un llamado público. Junto al estipendio mensual, la beca consiste en pasajes aéreos desde su lugar de origen a Washington DC con el fin de integrarse al equipo de la Relatoría. Ello, sujeto a las políticas de la OEA para la protección del personal y retorno a la oficina.